Lecciones aprendidas: errores frecuentes

RayRay
editado 29 de mayo en Cría y cuidados generales
El objetivo de este post es recoger los errores frecuentes que se suceden a la hora de criar hormigas y que así vayamos aprendiendo unos de otros para poder sacar adelante nuestra colonia de hormigas de la mejor manera posible.

- Hormiguero demasiado grande: uno de los principales errores de novato es equivocarse a la hora de elegir hormiguero. Normalmente se elige con todo el cariño del mundo y se tiende a pensar "voy a darles a mis hormigas un lugar grande y espaciosa para que estén cómodas". ERROR. A las hormigas les gusta vivir apelotonadas y en espacios que puedan controlar. Si les damos un hormiguero demasiado grande para el tamaño de la colonia pueden estresarse y morir.

- Pasar la colonia al hormiguero demasiado pronto: otro de los clásicos. Normalmente cuando nos llega a casa la colonia la impaciencia hace que queramos verlas ya en el hormiguero. Hay que tener en cuenta que la colonia vendrá estresada del viaje hasta nuestro hogar y pasarlas al hormiguero demasiado pronto añadirá más estrés que puede resultar fatal.
Como recomendación, las colonias pequeñas donde mejor van a estar es en un tubo de ensaño con agua y algodón. Solo cuando empieza a ser difícil alimentarlas en el propio tubo hay que pensar en ir mudándolas a un hormiguero. Y para hacer esta mudanza, el procedimiento recomendado es conectar el tubo de ensayo al hormiguero y que se muden ellas solas cuando se sientan seguras. Esto requiere de muuucha paciencia, ya que este proceso puede durar semanas. Podemos tratar de acelerar el proceso dejando el tubo a la luz y el hormiguero a oscuras.
Puede llegar a pasar que, antes de que sean suficientes para pasarlas a hormiguero, se seque el agua del tubo de ensayo, el algodón se llene de moho u hongos (que el algodón se ponga ligeramente negro no es preocupante) o el agua se ponga turbia o de colores. En cualquiera de estos casos tendremos que mudarlas a un nuevo tubo de ensayo conectando uno con otro, dejando a oscuras el tubo nuevo y destapando el viejo.

- Elegir mal la ubicación del hormiguero: las hormigas están para disfrutarlas, pero también debemos tener en cuenta que son criaturas muy sensibles a las vibraciones y a la luz (algunas especies más que otras). Hay que elegir un lugar en el que podamos verlas pero que no reciba ni luz solar directa ni muchos golpes o vibraciones. Si esto último te resulta complicado, infórmate entonces de especies que sean más resistentes a los movimientos y vibraciones (lasius niger entre otras, por ejemplo)

- Aparición de ácaros: los ácaros son uno de los principales problemas que nos podemos encontrar en nuestra colonia y por ello tendremos que tomar todas las precauciones posibles para evitar que aparezcan en nuestro hormiguero. Para ello, tendremos que pasar por el congelador previamente durante 24h como mínimo cualquier insecto que queramos darles de comer, y si lo que queremos introducir en el hormiguero es arena, piedras o cualquier elemento similar, pasarlas un rato por el microondas aparte de la congelación.
También tendremos que ser cuidadosos con la limpieza del hormiguero y retirar a la mayor brevedad posible los restos de basura de la zona de forrajeo.

- Aparición de hongos o moho. Para evitarlo debemos tomar una serie de precauciones, como pueden ser evitar darles exceso de comida o trozos de comida susceptible de pudrirse demasiado grandes que puedan almacenar dentro del hormiguero y no lo puedan consumir en un periodo corto de tiempo.

- Infórmate de las necesidades de la especie que estés pensando en criar. Aspectos como el material del hormiguero, el sistema de humedad o el espacio pueden ser básicos para criar hormigas y las necesidades muy diferentes de una especie a otra. El control de la humedad es básico para las hormigas y proporcionales la humedad necesaria es vital para la supervivencia de la colonia. Un exceso o un defecto de humedad puede ser fatal. Por ello, el tipo de hormiguero y su sistema de humedad es un aspecto básico a la hora de elegir la especie y/o el hormiguero. Del mismo modo hay especies capaces de excavar en superficies como yeso, madera o corcho. También hay especies más resistentes a las vibraciones o a la luz directa. Elige con mucho cuidado la especie que deseas y dedica para ello todo el tiempo necesario a investigar y elegir la más adecuada a tus preferencias y a los cuidados que les puedas dar.

- Cuidado al introducir hormigas externas al hormiguero (o cualquier otro insecto vivo). Puede ser interesante observar el comportamiento de la colonia ante la aparición de intrusos, pero antes de hacerlo debes tener en cuenta aspectos como que puedes estar introduciendo ácaros o parásitos, o que el insecto que introduzcas puede ocasionar numerosas bajas en tu colonia si esta es demasiado pequeña. Ten en cuenta que las hormigas "salvajes" tienen un instinto asesino más desarrollado que nuestras hormiguitas criadas en cautividad.

- Problemas al suministrarles líquidos dulces. Muchas especies pueden quedarse pegadas en las gotas de líquidos dulces (ya sea aguamiel o agua azucarada) y morir por ello, ya sea porque son de tamaño muy pequeño o porque tienen mala visión. La manera más aconsejable de suministrarles estas sustancias es dándoles bolitas de algodón humedecidas con estos líquidos para que ellas puedan absorber los líquidos sin riesgo a quedarse pegadas o ahogarse.

- Ojo con los alimentos nocivos para las hormigas: los cítricos o la cafeína son perniciosos para la mayoría de hormigas así que no se las des.

- Hibernación. La mayoría de especies pasan por un periodo de hibernación en la época fría. Es importante respetar este periodo para que puedan mantener correctamente su ciclo vital y prolongar su vida. Para ello es conveniente tenerlas en un lugar frío los meses de invierno.


Iremos ampliando este post poco a poco con aportaciones de foreros en base a su experiencia, así que estáis todos invitados a participar y a aportar vuestro conocimiento.

Un saludo

Comentarios

Accede o Regístrate para comentar.

Acerca del uso de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Consulte nuestra política de cookies para tener más información