Preparación tubos de ensayo

editado 1 de diciembre en General

Introducción.

Aunque podemos usar muchos medios para mantener reinas y mini colonias ya sean; placas petri, jeringuillas, botes de carretes de fotos, etc..., una de las mejores opciones son los tubos de ensayo por varios motivos; facilidad de manipulación, almacenaje y visibilidad de las hormigas. 

Dentro de los tubos de ensayo podemos encontrarlos de cristal y plástico, hay otras opciones ( tubos de bambú, forrados de corcho u otros materiales, rellenables...), personalmente no los recomiendo, aunque cada uno tiene sus pros y sus contras.

Preparación

Tubo "simple" 

Cogeremos el tubo de ensayo y lo rellenaremos de agua mineral (importante), cuando rellenemos debemos de tener en cuenta que tenemos que dejar un espacio libre para nuestra reina o colonia, si tenemos una reina solo y se va a pasar una buena temporada podemos rellenarlo hasta 2/3 para que aguante más tiempo antes de tener que hacer una mudanza, en cambio, si lo que tenemos es una colonia o si la especie es delicada con la humedad debemos dejar más espacio (cuanto más espacio dejemos en el tubo más gradiente de humedad tendrán y podrán situarse donde se encuentren más cómodas), por lo tanto, rellenaremos 1/3 del tubo aprox. Una vez finalizado esto cogeremos un pedazo de algodón haremos una pelota con los dedos, la introduciremos en el tubo (que ocupe entre 2 y 3 cm dentro del tubo) y con ayuda de unas pinzas lo iremos aproximando al agua hasta que se empape más o menos por la mitad (no es necesario introducirlo demasiado ya que podemos tener filtraciones que inundarán la cámara de la reina), después con la misma pinza acomodaremos el algodón hasta hacer una superficie más o menos lisa y algo prensada. Solo faltaría hacer otra bola de algodón que pondríamos en la boca del tubo de ensayo (este algodón será más o menos grueso y estará más o menos prensado en función de la especie que vayamos a mantener y su número). 

Tubo "compuesto" 

En este caso haremos exactamente lo mismo, con la salvedad que recortaremos un pequeño círculo del diámetro del tubo al que le haremos una puerta por donde pueda pasar la Reina, lo introduciremos más o menos en la mitad del espacio libre que tenemos dividiendo el tubo en 2 camaras; una para la reina o colonia y la otra como zona de forrajeo. Para este fin podemos usar goma eva, derivados del plástico, corcho, madera (los materias no tóxicos y ojo con los orgánicos se pueden pudrir) 
Esta opción es muy interesante para especies asustadizas o agresivas pues habría un espacio dentro del tubo donde podríamos alimentarlas sin asustarlas o alterarlas demasiado. 

Consideraciones finales

Las hormigas son animales que suelen vivir bajo tierra y no les gusta la luz, debemos tener los tubos tapados con algo opaco, en el caso del tubo compuesto la cámara usada para alimentarlas se puede dejar al descubierto. 
Las hormigas aman la tranquilidad, cuanto más tranquilas las dejemos más y mejor se desarrollarán. 


Comentarios

  • editado 2 de diciembre
    Hola, tenía tiempo libre y quería compartir esto con vosotros, si veis que se puede mejorar o se puede añadir algo no dudéis en comentarlo, se que parece obvio pero para los que nunca lo han hecho puede ser de ayuda. 

    Un saludo. 
  • Muy buen aporte. Muchas gracias
  • Muchas gracias por el aporte, muy interesante y bien explicado!
Accede o Regístrate para comentar.

Acerca del uso de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Consulte nuestra política de cookies para tener más información